Skip to content Skip to navigation

Jovanna Sardineta lleva “todas sus pasiones” a su trabajo

Organizando y preparando libros para niños

Organizando y preparando libros para niños

Jovanna disfrutando su visita a Teotihuacán, México

¿Por qué elegiste trabajar en la biblioteca?

Mi carrera se inició en la docencia, aunque en realidad yo estudiaba trabajo social.   Mientras estudiaba en la universidad Pacific University ubicada en Forest Grove, daba clases de computación al personal de limpieza.  Después trabajé para la organización Oregon Child Development Coalition en asociación con el Centro Cultural del Condado de Washington como coordinadora del programa del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) en donde dirigía todos los programas de educación que iban desde alfabetización hasta preparatoria.  En algunas asignaturas los educandos debían hacer investigaciones así que los enviaba a las bibliotecas.  Cuando estudiaba, gran parte del tiempo me la pasaba en la biblioteca de Forest Grove, así que les sugería ir a esa biblioteca ya que yo la conocía muy bien y podía asesorarlos.  Con el tiempo fui visitando otras bibliotecas y conocí todos los recursos que ofrecían.   Yo pasaba esa información a más personas.  Así fue como vi que podía combinar mi carrera de trabajo social y hacer lo que hasta en ese momento hacía.  Con el tiempo se abrió una posición en la biblioteca de Hillsboro dándome la oportunidad de ayudar a más personas de mi comunidad.

¿Cuáles son algunas de tus cosas favoritas?

Me encanta viajar y hacer manualidades.  También amo bailar.  Las manualidades hacen que me despeje y el tiempo pasa volando.

¿Qué les sorprendería saber de ti?

Disfruto aprender cosas nuevas, tanto así que por un tiempo me dedique a la globoflexia.  Si alguien está dispuesto a enseñarme una habilidad nueva yo me anoto en seguida.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Ahora que trabajo para los Servicios de las Bibliotecas Cooperatives del Condado de Washington (WCCLS) lo disfruto muchísimo por que finalmente pude unir todas mis pasiones.  Sigo uniendo a la comunidad con los recursos, puedo alzar la voz por ellos, hago manualidades y creo material para que las bibliotecarias puedan ofrecer lectura de cuentos sin tener que quitar mucho de su tiempo y sigo llevando conocimiento a los lugares donde les es difícil llegar a la biblioteca.

Poder unir tus pasatiempos favoritos con tu carrera no se logra todos los días y las bibliotecas me han dado esa oportunidad.  Puedo sin duda alguna relacionarme mucho con la célebre frase de Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.